Que el estudiantado adquiera las habilidades y herramientas básicas de la promoción de la resiliencia en sí mismo y hasta las demás personas en el territorio y comunidades, a partir del reconocimiento personal mediado por la comprensión de los fundamentos teóricos metodológicos que sustentan el desarrollo de la resiliencia del sujeto individual y sus implicaciones en los ámbitos colectivos resilientes, con objeto de que pueda aplicarlas en la vida cotidiana y en su práctica docente.